Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Con el calor apetece refrescarse así que nos trasladamos hasta Oregón para descubrir la belleza de una residencia de verano erigida sobre un lago. El artífice de esta maravilla para el  descanso vacacional es el estudio estadounidense Cutler Anderson Architects. El acceso a esta vivienda se realiza por la parte posterior a través de un pequeño muelle de madera que conecta la casa elevada sobre el lago con la tierra firme. Se trata de una vivienda familiar ubicada en Newberg al norte de Oregón. El proyecto comprende  la creación de una casa de 153 m2 como espacio residencial familiar y un anexo para huéspedes de 51 m2.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Este singular diseño responde a una necesidad emocional de los propietarios que deseaban permanecer más conectados con la naturaleza. El estudio a cargo junto con los clientes se encargaron de elegir el emplazamiento natural donde se ubicaría la vivienda decantándose por una antigua zona vinícola en desuso con abundante fauna y vegetación. El espacio original contaba con un estanque artificial que fue ligeramente ampliado para el proyecto para dar cabida a una mayor presencia natural de animales que allí habitan.

El diseño intenta hacer del estanque y la residencia un todo, un espacio conjunto sin límites en el que los propietarios puedan disfrutar y conectar con la fauna acuática con tan solo asomarse o sentarse a los pies de los salientes de la casa hacia el estanque.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

La casa fue concebida como un puente que atraviesa el extremo norte de la laguna de lado a lado. La arquitectura está construida en acero corten, vidrio y madera revestida de pino autóctono de la zona.

El salón cuenta con una distribución abierta delimitada por el mobiliario en torno a la chimenea. Destaca su aspecto industrial y la ausencia de televisión en ella que define el espacio como un sitio que propicia la conversación y la lectura como podemos apreciar por las estanterías que la integran. El mobiliario sigue una estética loft, combinando elementos más clásicos como el sofá de cuero con otros más contemporáneos como la mesa de centro en bloque, la silla de líneas modernas junto a la chimenea o la lámpara negra sobre la mesita auxiliar. El espacio queda definido por la alfombra que enmarca la zona de estar dejando libre la circulación perimetral a su alrededor.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Su diseño interior es amplio y diáfano con el fin de dar visibilidad a la gran fachada acristalada creada mediante finas particiones de madera y vidrio que nos ofrecen una visión casi completa del lago. El espacio de comedor queda definido por una larga mesa de líneas sencillas y rectas  que lo atraviesa longitudinalmente La mesa está coronada por las icónicas sillas wishbone de Hans Wegner en dos colores creando un bonito juego de contrastes entre los distintos tonos de la madera del comedor. Sobre la mesa penden unas ligeras lámparas de finas pantallas de vidrio muy características del estilo industrial.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Un aspecto curioso de esta residencia son sus accesos que nos mantienen en contacto permanente y fluido con el exterior. La habitación principal cuenta con una puerta al uso y con un gran ventanal de guillotina que permite abrir un amplio hueco de suelo a media altura de la casa permitiendo una mayor circulación del aire hacia el interior.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

El interior está acabado en madera en su totalidad desde suelos, paredes, techos y muebles que aportan un clima cálido y natural a la arquitectura integrándola perfectamente en el medio. La cocina está distribuida en torno a una isla central, flanqueada por tres frentes. Los muebles de líneas contemporáneas están realizados en madera clara y cuentan con un sistema de tirador integrado. Destacan algunos detalles en acero inoxidable como los electrodomésticos y los taburetes Onda de Stua que aportan un acabado ligero a las circulaciones dentro de la cocina.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

La zona de comedor se integra con la cocina mediante uno de sus frentes que cuenta con almacenaje por ambos lados. Un panel divisor también en madera acoge una consola y una lámpara de luz de apoyo creando un pequeño espacio de transición hacia la cocina a modo de antesala.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

El salón y la cocina se abren a una plataforma que sirve como trampolín al lago dando a los propietarios  la posibilidad de bañarse en él.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Un proyecto sostenible que incluye aspectos como calefacción por suelo radiante, el empleo de materiales autóctonos en todo su proceso de construcción y la  incorporación de vegetación local para redibujar el paisaje alrededor del lago.

Residencia de verano sobre un lago en Oregón

Sin duda esta residencia de verano en Oregón es una experiencia singular en conexión con la naturaleza que una vez más es posible gracias al diseño.

Vía: archdaily.com | dezeen.com

Etiquetas
Sin comentarios

Publicar un comentario