The Woodspeen: un rincón de estilo tropical en Reino Unido

Decoración del restaurante The Woodspeen

The Woodspeen: un rincón de estilo tropical en Reino Unido

Cuando se habla de Gran Bretaña, por lo general nos viene a la mente un clima frío, inestable y poco soleado, nada que invite a evocar el estilo tropical del Carribe. Y sin embargo, en nuestro artículo de esta semana vamos a demostrar que los tiempos cambian y que con ayuda del diseño de interiores podemos crear pequeños oasis en cualquier parte del mundo, independientemente del clima, cultura y tradiciones que se estilen en ese lugar.

En este sentido centramos hoy nuestro interés en el diseño de restaurantes, y lo hacemos concretamente en el The Woodspeen, que aloja también un bar y una escuela de cocina, ubicado en un resplandeciente paraje de Newbury, West Berkshire (Reino Unido).

Restaurante The Woodspeen

El estudio de interiorismo Softroom, en acción conjunta con Milton Architects, ha creado un modelo de local multifuncional, dentro del espacio gastronómico, a partir de 508 m2 de superficie; generando diferentes zonas de estética contemporánea, ambiente nórdica y estilo tropical en pequeñas pinceladas.

El edificio original pertenece a una construcción vernácula del siglo XIX, caracterizada por una típica cubierta de paja de la zona y una estructura perimetral de líneas sencillas que se han mantenido, previa rehabilitación y acondicionamiento en la intervención.

Restaurante The Woodspeen

The Woodspeen es un restaurante que tiene su origen en la filosofía del slow food, un manifiesto basado en la cocina de temporada y la agricultura y mercado a nivel local.

Este espíritu relajado y vitalista se ha plasmado en el diseño interior mediante el empleo de materiales naturales como la madera en el revestimiento general, la presencia de vegetación y el uso de textiles y pieles sintéticas para vestir el mobiliario y crear un clima de confort.

Una de las cualidades fundamentales en todo espacio interior es el aprovechamiento de la luz natural, y en la decoración del restaurante han sabido sacarle partido mediante un gran lucernario que corona la estructura de la cubierta.

La luz natural se abre paso aportando calidez al interior, lo que permite el aprovechamiento de los recursos naturales que se complementan con diversos puntos de luz artificial.

Restaurante The Woodspeen

La distribución del restaurante se basa en una cocina abierta a la sala de comensales y un local anexo en el exterior en el que se ubica la escuela de cocina. Ambos ambientes se fusionan mediante los materiales y la iluminación empleados.

Restaurante The Woodspeen

Restaurante The Woodspeen

Restaurante The Woodspeen

La estética, en líneas generales, resulta relajada, agradable y fresca, gracias a la combinación de un ambiente equilibrado y suave (basado en una gama cromática en tonos naturales y neutros en los que destacan las tonalidades terrosas y piedra en suelos, paredes y techos) en contraste con los colores verdes y vivos de una vegetación propia del estilo tropical.

Restaurante The Woodspeen

El mobiliario está formado fundamentalmente por piezas de diseño escandinavo, muebles de madera de líneas curvas y redondeadas que resultan especialmente acogedores para los comensales.

En el restaurante se encuentran mesas redondas que acogen a seis comensales (algunas remarcadas con alfombras que suman calidez frente al suelo) y otras para dos.

En otros casos en cambio encontramos mesas rectangulares con sillas a un lado y un banco corrido tapizado en gris y rematado con cojines de estampados variados.

Restaurante The Woodspeen

Restaurante The Woodspeen

El lucernario, sin duda, es la joya de la corona en la decoración de este restaurante. Una magnífica forma de coronar el espacio con una serie de listones de madera en formato horizontal, que arranca desde la faja de metal negro que bordea todo el perímetro por la parte superior de los tabiques y que funciona como nexo de unión entre las paredes y la cubierta.

Destaca también la zona de la escuela de cocina, ubicada en un establo anexo con un ambiente mucho más contemporáneo y aséptico; donde los asistentes pueden disfrutar de la oportunidad de cocinar junto al chef o aprender en grupos.

Un binomio de blanco y negro crea un ambiente de gran pulcritud. El contrapunto lo aporta un zócalo de tonos beige y el empleo de muebles lacados revestimientos cerámicos mates en encimeras, éstas últimas contrastan con el brillo de los electrodomésticos.

En conjunto, se obtiene una atmósfera neutra y relajada que invita al trabajo culinario.

Restaurante The Woodspeen

Restaurante The Woodspeen

Como veis, el diseño de restaurantes puede cambiar nuestra imagen preconcebida sobre el tipo de interiorismo que esperamos encontrar en los locales públicos de cada país. The Woodspeen es un claro ejemplo de cómo podemos llevar un estilo tropical a un clima frío sin que desentone.

Vía: yatzer.com

Etiquetas
Sin comentarios

Publicar un comentario